sábado, 29 de julio de 2017

¿Son los canicrossers, mushers?

Ayer antes de acostarme volví a leer un comentario en las redes sociales en el que el autor del mismo volvía a lanzar la otra vez polémica cuestión sobre la terminología musher. ¿Es la gente que práctica canicross o bikejoring musher?  Sin poder evitarlo me fui a la cama dándole vueltas y vueltas y me vi nuevamente realizándome la misma pregunta que me hago cada vez que leo sobre este tema. ¿Por qué la terminología da tantos problemas? Así que  decidí ponerme manos a la obra y escribir este artículo, que espero pueda aclarar la gran cuestión que muchos se plantean. Si, habéis leído bien. Digo se plantean, porque yo en mi “corta” vida en este mundo del mushing, llevo ya 9 años, los mismos que tiene mi preciosa labradora dorada con la que nos iniciamos en esta aventura, he ido pasando por este deporte viéndolo desde diferentes perspectivas, handler, fotógrafa, cofundadora y fundadora de clubes, miembro de juntas directivas, delegado técnico regional, coautora de un libro y ahora gracias a Dios, ¡por fin! deportista. Y jamás he considerado otra opción que no sea musher. Así que me dispongo a explicar el por qué de mi postura, adjuntando bibliografía en la que me apoyaré para dicha justificación y con la siempre humilde disponibilidad de aprender de aquellos que con una clara y firme explicación, siempre desde el respeto, puedan hacerme ver el por qué no debería pensar de esta manera.
Foto cortesía Laurix


En mi planteamiento considero que existen dos problemas fundamentales, el primero es una mala comprensión del término anglosajón musher. Y el segundo es una mala comprensión de la estructura de dicho deporte el mushing. A mi entender ambos problemas se deben a la gran dificultad que todos poseemos en la búsqueda de información relacionada con este tema y con la poca claridad que existe al respecto. 

En cuanto al primer planteamiento, el planteamiento terminológico podemos decir que el mushing es: un término que hace referencia a un deporte o medio de trasporte nórdico caracterizado por el uso de perros de tiro que sirve para desplazarse por superficies nevadas por donde el acceso de otro tipo de vehículos es muy complejo o imposible. La terminación anglosajona “–ing” en el gerundio del verbo hace la misma función que un sustantivo y por tanto puede utilizarse del mismo modo (“walking is good for you/ andar es bueno para ti”), por lo que en este caso la terminación –ing daría lugar al sustantivo que indica la actividad del deporte que todos conocemos el mushing, pasando a ser de esta manera, un sustantivo. El origen de dicho término viene de la palabra “marché” del francés que se utilizaba para iniciar el paso de los animales en este medio de trasporte y cuyo significado es marchar, andar, correr…, palabra usada por los expedicionarios franceses y que más tarde fue adaptada a la lengua anglosajona como “mush”, por lo que la traducción lógica de esta palabra a nuestro idioma vendría a ser algo así como “marchando o marchar”. La terminación “-er” en lengua anglosajona, determina al sujeto que realiza la acción por lo que musher, haría referencia al conductor que guía este medio de trasporte, el trineo tirado por perros. Entonces, ¿Deberíamos usar solamente este término para aquellos que practican la modalidad de mushing en trineo? Debo deciros que el término musher prácticamente no se utiliza, ya que es más común usar “driver”, lo cual está lleno de sentido si entendemos por trineo un vehículo provisto de esquíes que se utiliza para deslizarse por la nieve. Del mismo modo podríamos entender la bicicleta, el patín, el triciclo y los carros, como vehículos también y a la persona que conduce un vehículo se le llama conductor y en inglés “driver” termino utilizado en el reglamento IFSS (International Federation of Sleddogs Sports), para referirse a los participantes de estas modalidades.

Para terminar esta primera parte, pediré disculpas a todos aquellos filólogos de ambas lenguas la Española y la Inglesa, por todos los errores que haya podido cometer en mi explicación o intento de explicación, al no formar parte de este maravilloso gremio que tanto hace por el estudio de una de mis más imprescindibles herramientas de trabajo. La lengua. Del mismo modo que se lo pediré a aquellos profesionales de los deportes que comentaré más abajo, por posibles errores que pueda cometer.

Musher Aliy Zirkle competing in the 2015 Iditarod Trail Sled Dog Race. Photo by Ray Bulson


Y es aquí donde entra a formar parte el segundo de los problemas de la ecuación, a mi humilde parecer, la comprensión de la estructura de éste deporte. Para poder comprender mejor este punto voy a realizar un paralelismo con otros deportes, en especial el atletismo, deporte del que proviene mi marido y cuya afición, me ha hecho tener un mayor acercamiento y conocimiento del mismo.
El mushing como deporte tiene su origen en 1925 en Nome Alaska, donde se realiza la conocida “Carrera del suero”, en realidad no consistía en una carrera “per se”, sino en el envío contrarreloj de un suero necesario para hacer frente a una terrible epidemia de difteria que amenazaba con acabar con la población de Nome.  Desde 1973, todos los primeros sábados de Marzo, se realiza la carrera Iditarod, para conmemorar dicha hazaña y a aquellos que lo llevaron a cabo, recorriendo 710km que van desde Anchorange, hasta Nome (Alaska) en una carrera por etapas. El mushing como deporte consta de varias modalidades o disciplinas: Trineo (principal modalidad de este deporte), pulka y skijoring en nieve y cart, scooter, bikejoring y canicross en tierra. Entendiendo por modalidad a un tipo, categoría o variante de una cosa. En nuestro caso el deporte del mushing.  Todas estas modalidades se rigen por uno o varios reglamentos que variarán ligeramente dependiendo de si competimos a nivel regional, nacional o internacional. Reglamentos que cubren la normativa por la que se debe regir el deporte y todas y cada una de sus modalidades.

Paralelamente en la federación de atletismo existen diferentes modalidades o disciplinas: las carreras(que pueden ir de 100 hasta los 10.000m), la ruta ( en las que se encuentran el medio maratón, el maratón u los 100km), la montaña y trail, las vallas (100, 400 y los 3.000 obstáculos), los saltos (de altura, pértiga, longitud y triple), los lanzamientos (de peso, jabalina, disco y martillo), los relevos (4x100 y 4x 400), la marcha (20km y de 50km) y las combinadas( decatlón (en hombres) y octatlón exathlón, pentatlón (en mujeres) y triatlón), del mismo modo que ocurre en el mushing, todas ellas pertenecen a un único deporte, el atletismo. En ambos deportes atletismo y mushing los participantes pueden competir en una o varias modalidades del mismo, pudiéndose profesionalizar en uno de ellos o en varios. Y considerándose en ambos casos como deportes “individualistas”, esto no ocurre en otros deportes como pueden ser el fútbol o el baloncesto, en el que los jugadores pueden ocupar diferentes posiciones dentro del equipo, pero que en ningún casos serán consideradas como modalidades o disciplinas de un mismo deporte, sino como anteriormente he dicho posiciones dentro de un equipo, así en baloncesto estarán el base, el escolta o ala-escolta, el alero y los pívot. Todos ellos imprescindibles para llevar a cabo dicho deporte. Entonces volviendo al tema que nos concierne ¿Qué papel juega la terminología en este caso? Empezaré con el atletismo, para quizás hacer más clara mi exposición. Entendemos por atleta a toda aquella persona que practica atletismo, y como anteriormente he mostrado el atletismo engloba muchas disciplinas por lo que tanto corredores, saltadores, lanzadores, todos ellos son denominados como atletas. Obviamente existe una diferencia en las disciplinas, no es lo mismo un saltador de altura como Javier Sotomayor, que un lanzador de martillo como Anita Wlodarczyk, ni un velocista como Usain Bolt a un maratoniano como Haile Gebrselassie o Abebe Bikila es por esto y por las condiciones físicas que requiere cada modalidad, por lo que la mayoría de los atletas terminan especializándose en una o varias modalidades similares. En cuanto al esfuerzo y profesionalidad, creo que es indiscutible, que cada una en particular requiere un esfuerzo y una destreza que no desmerece a ninguna de las restantes. Por lo que todos los atletas independientemente de la modalidad que realicen, son grandes deportistas. 

Foto cortesía Laurix
Del mismo modo deberemos considerar que etimológicamente musher, es todo aquel que practica mushing, entendiendo como hemos dicho al deporte que engloba muchas modalidades por tanto debemos considerar del mismo modo a  sigrid Ekran en su tiro de 10 perros, Lena Boysen en un tiro de 4 perros, a Igor Tracz en bikejoring o Antony le Moigne en canicross, como grandes mushers. Todos ellos deportistas que realizan diferentes modalidades de un mismo deporte. El mushing. Todos ellos igual de meritorios y dignos de admiración, y al igual que ocurre en atletismo nada tendrán que ver aquel que realiza la modalidad de larga o media distancia en un tiro de 12 perros, que aquel que hace patín con dos perros o canicross con uno. Todos ellos necesitarán unas destrezas particulares, unos entrenamientos diferentes y una convivencia con su perro o perros distinta que no desmerecerá a ninguno de los que practican el resto de modalidades.

Foto cortesía Laurix
Tanto en reglamentos nacionales como internacionales, no se refiere a los corredores de canicross como “canicrosssers” o a los conductores de trineo como musher, ya que creo que la palabra “canicrosser” es un término inventado que en realidad no existe como tal, igual que “bikejorer”, sin embargo si se utilizan los términos “driver”, para todo participante que utiliza un vehículo en competición o “athlete” para referirse a los corredores o esquiadores.

Del mismo modo que en las competiciones internacionales de atletismo se realizan todas las modalidades, no excluyendo a ninguna de estas y en la que participan todos los atletas, las competiciones internacionales de mushing incluyen también todas sus disciplinas, sin excluir ninguna de ellas, 

Foto cortesía Laurix
En cuanto al número de perros, no existe ninguna mención en reglamento que indique que la posesión de uno o más perros te dé más categoría de musher o no. Personalmente conozco casos de gente que tiene más de 12 perros que solo practica canicross, bikejoring y patín y conozco a otros grandes musher que compiten con su equipo de 6 perros, todos ellos igual de merecedores y de respetables. Todos ellos disfrutando de lo que más nos gusta, los perros y este deporte y cada uno de ellos inclinándose por la modalidad, donde se siente más a gusto. ¿Podrían practicar otra modalidad?, seguramente. Los motivos personales de cada uno, son personales, a mi modo de ver, el tener más perros, personalmente solo te dará más felicidad trasformada en lametazos y nobleza en lo que nuestros compañeros de equipo son únicos. Pero no te hará mejor en larga, media o sprint o una modalidad u otra comparado a aquel que decide centrarse en su perro o su par de perros y machacarse físicamente corriendo para ponerse a su altura. ¿Meritorio? todos ellos, ¿admirable?, todos ellos. ¿Mushers?  En mi opinión y tras lo expuesto, todos ellos.

No obstante, mi conclusión final es seguir emocionándose, haciendo lo que hacemos, seguir disfrutando con nuestro compañero o compañeros caninos, que más da como nos llamemos si lo que hacemos es cumplir un sueño. ¡Sigamos disfrutando del mushing!

Foto cortesía Laurix

Bibliografía:


























Agradecer el apoyo recibido a #OS2O #cmcbikes #centroveterinarioavenidaeuropa #stangest #vallekanino #dietayum #hurtta #animastrath

“Seguir aprendiendo para seguir creciendo”
“Otra forma de entender el mushing”

Escrito por Laura García

1 comentario:

  1. ¡¡ magnifica explicación¡¡... gracias por compartirla...¡¡ ... tnego mucho mas claro los coceptos

    ResponderEliminar